img img img img

EL PIAVE ES UN RÍO DEL NORTE DE ITALIA QUE NACE EN LAS DOLOMITIS Y QUE DESEMBOCA EN EL MAR ADRIÁTICO.

La historia remonta a Austria donde, hacia el 1900, nuestro bisnonno recorría los pueblos alpinos vendiendo helados en carrito. Años más tarde, su hijo Angelo se instaló en Fano donde conoció a nuestra nonna y posteriormente abrieron su primer heladería en Capua, Provincia de Nápoles.

Allí es donde nació nuestro papá, Tino, en el año 1932. Comenzada la Segunda Guerra Mundial y tras haber perdido todo decidieron emigrar.

Recordamos aún hoy una vivencia transmitida por él, en la que para poder conseguir un plato de comida debía vestirse con el uniforme de un alemán caído.

Finalizada la guerra emprendieron viaje hacia la próspera, pero lejana América y allí desembarcaron en la ciudad de Mar del Plata.

Al llegar, comenzaron vendiendo en triciclo solo dos gustos de helado y bolas de fraile que eran fabricadas en una pequeña habitación de la calle San Juan.

En el año 1955, el nonno abre junto a sus hijos el primer local en Wilde, Provincia de Buenos Aires. Tras el éxito inesperado se inauguraron Quilmes en el 61’, Berazategui en el 67’, Avellaneda en el 78’ y Bernal en el 82’.

Si bien nuestro papá era un melancólico de su Italia estaba profundamente agradecido a este país por haberle dado la posibilidad de trabajar, crecer y formar su familia.

En 1983 se decidió separar las sucursales entre los diferentes hermanos. Este grupo cuenta hoy con: Pinamar (1989), Quilmes residencial (1995), Cariló (1997), San Bernado (2002), Plaza Hudson (2007).

Hoy, más de 50 años después, seguimos trabajando con el mismo esfuerzo y la misma dedicación que lo hicieron todas las personas de la familia.